Ambrosio Spínola

Datos biográficos

Militar genovés
Nacimiento: 1569
Fallecimiento: 25-IX-1630

Biografía

Génova, que tantos generales habla proporcionado a la Historia durante los siglos XV y XVI se ilustró una vez más en uno de sus hijos más esclarecidos: Ambrosio Spínola, un excelente soldado, general en jefe del ejército español en los Países Bajos durante el primer cuarto del siglo XVII. En una época en que la guerra en aquel territorio se caracterizaba más por la toma de plazas fuertes que por las victorias en batalla campal, Ambrosio Spínola cosechó abundantes laureles como debelador de fortalezas. Su nombre ha quedado inmortalizado por las conquistas de Ostende y Breda. Esta última dio oportunidad al pincel de Velázquez para que elaborara una de sus mejores obras, en la que personifica, en Spínola, la figura valiente y cortés del general español de principios del siglo XVII.

Ambrosio Spínola, por Rubens.Ambrosio Spínola, por Rubens.

Hijo, como dejamos apuntado, de la ciudad de Génova, en donde nació en 1569, Spínola pertenecía a una de las más rancias y acaudaladas familias de la población, conspicua rival de la de los Dorias. La competencia con esta casa, que por cierto no fue fructuosa, decidió a los hermanos Federico y Ambrosio a ponerse al servicio de España en Flandes. En 1602 partió de Milán con un ejército de 9.000 lanzas, costeado a sus expensas, y se dirigió, por Suiza y el Franco Condado, a Gante, donde se puso a la disposición del archiduque Alberto. Sus primeros hechos de armas contra Mauricio de Nassau fueron indecisos.

Pero la fama de su buena dirección de las operaciones militares le hizo ocupar, en 1603, el puesto de general en jefe. Al año siguiente, restablecida la disciplina del ejército, logró un triunfo resonante al obtener la capitulación de Ostende (16 de septiembre), en cuyo asedio toda Europa tenía fijos los ojos, Este éxito, en efecto, valió la confianza de la corte española. Felipe III le confirmó en el cargo de general supremo de los ejércitos de España en Flandes.

Durante cuatro años, Spínola logró rechazar los ataques de Mauricio de Nassau y llevar la guerra al corazón de las Provincias Unidas. Pero en Madrid prevaleció la política de paz. La tregua los Doce Años interrumpió, de momento, la carrera del genovés. Esta se reanudó brillantemente en 1621, Cuando concluyó la tregua de referencia. Spínola conquistó Reide y Juliers; pero el conde duque de Olivares que no le era muy afecto, le impuso la toma de Breda, empresa que entonces se tenía por imposible. Después de un sitio de casi un año, la fortaleza se rindió el 5 -VI-1625. Este fue el último éxito de Spínola.

A causa de las intrigas de la corte madrileña, fue relevado de su cargo en 1627 y enviado a Italia, al objeto de dirigir las operaciones que se preveían próximas contra el duque de Saboya. Nombrado gobernador de Milán en 1629, fracasó en el asedio de Casale. Spínola murió el 25-IX-1630 en Castelnuovo Scrivia a causa de la enfermedad contraída en esta campaña.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, págs. 60-61.