Marco Antonio Colonna

Datos biográficos

Militar
Nacimiento: 25-II-1535
Fallecimiento: 1-VIII-1584

Biografía

Entre los ilustres varones con que la casa Colonna ha contribuido a ensalzar las páginas de la historia de Italia y de Roma, ninguno más universal en sus hechos de armas que Marco Antonio Colonna, brillante capitán en Lepanto y destacado elemento diplomático en la Italia del siglo XVI.

Almirante Marcantonio II Colonna. Pintura en la Galleria Colonna, Roma.Almirante Marcantonio II Colonna. Pintura en la Galleria Colonna, Roma.

Hijo de Ascanio Colonna y de Juana de Aragón, Marco Antonio nació en Civita Lavinia el 25-II-1535. A los dieciocho años de edad tomó parte, en las filas del ejército español, en la guerra de Siena (1554-1555), aprovechándose de las discrepancias entre Carlos V y Julio III para ocupar varias fortalezas que habían sido confiscadas a su padre. Cuando ascendió al al solio pontificio el papa Paulo IV, Colonna se adhirió a la nobleza romana que hizo causa contra él al lado de España. Paulo IV le excomulgó (1556), lo que no fue óbice para que Colonna fuera nombrado capitán general del ejército español por el Duque de Alba y dirigiera varias acometidas contra Roma. En la tregua de Cave, Paulo IV obtuvo que se excluyera de la paz a Marco Antonio (1557); pero este recobró las posesiones perdidas en la lucha al firmarse el tratado de Cateau Cambresis (1559). En 1569 Pío V le erigió en duque y príncipe de Paliano.

Al servicio de España, Colonna figuró en varias empresas contra los berberiscos, en particular en la campaña de Argel de 1565. Al concertarse la gran alianza contra los turcos, el Papado le nombró capitán general de sus galeras (1570). Al año siguiente, como lugarteniente de don Juan de Austria, contribuyó a la preparación de la armada que había de obtener el señalado éxito naval de Lepanto. En esta acción (7-X-1571) se distinguió sobremanera en los ataques al grupo principal de la flota adversaria. Roma le recibió en triunfo al regresar a sus lares.

Frustrados sus propósitos de proseguir la empresa contra los turcos, recibió de Felipe II el virreinato de Sicilia, cargo que desempeñó durante siete años (1577-1584) con gran energía, prudencia y tacto político. Llamado a España, murió en Medinaceli el 1-VIII-1584

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, pág. 12.